Jasiel Rivero de maravillas en la victoria del San Pablo de Burgos

El calendario del agitado año 2020 marcaba un día donde el club español San Pablo de Burgos hacía historia. El conjunto burgalés llegaba por primera vez a una semifinal de Liga Endesa y un cubano estaba enrolado en sus filas. Concretamente, se trataba de un moreno de 2.06m de estatura, quien en menos de un año había pasado del anonimato en la península ibérica a ser un jugador revelación. El nombre de este hombre es, Jasiel Rivero.


Hace casi un año atrás tuve la oportunidad de conversar con él. Me decía que ir a jugar a Europa era un sueño hecho realidad y que iba a disfrutárselo a tope. Muchos aquí en Cuba conocíamos del talento y las virtudes del antillano, también en Argentina habían bebido del talento de Rivero. En el país sudamericano alcanzó la distinción de máximo anotador de la Liga y quedó su nombre grabado en el quinteto ideal de la temporada 2018-2019.


Con estas credenciales y una maleta llena de sueños, Jasiel Rivero llegaba a España para ponerse a las órdenes del técnico Joan Peñarroya. A pesar de no haber hecho pretemporada con el equipo, el cubano arribaba con una buena forma física, pues ya en La Habana se estuvo preparando bajo la tutela de Lisuán García.

Un Inicio Difícil


Aunque Jasiel llegaba más que motivado y con grandes expectativas el mismo estaba consiente que su tardía llegada a suelo burgalés le pasó factura. ¨Me afectó mucho no hacer pretemporada con el equipo. Eso es una etapa importante en la preparación para acoplarse a la plantilla y conocer más a tus compañeros¨, me comenta.


No tan solo llegar tarde al equipo jugaba en contra de Jasiel, pues el antillano era el tercer extracomunitario en la plantilla del San Pablo de Burgos. Los dos puestos disponibles para la ACB estaban ocupados por el exNBA Earl Clark y Jean-Pierre Tokoto. La situación obligaba a Rivero a tan solo tener oportunidad de actuar en la Basketball Champions League (BCL) , pues en la liga doméstica no tenía sitio.


Para un jugador como Jasiel acostumbrado a jugarlo todo en sus anteriores equipos esto suponía un duro golpe. ¨Me afectaba mucho no poder jugar regularmente y más aun no poder hacerlo en las dos competiciones, pero bueno, todo lleva sacrificios. Esperar y aprovechar las oportunidades que me dieran era mi plan. Sabía que era un jugador nuevo y que tenía que ganarme mis minutos cada día¨, agrega.


Luego de unas fugaces actuaciones en las preliminares de la BCL, el día del debut de Rivero en un torneo grande en Europa llegó. El 22 de octubre de 2019 en el Coliseum de Burgos, el San Pablo se medía al Anwil polaco y a la cancha con el número 14 en saltaba de cambio Jasiel Rivero. Su primera aparición fue histórica y para enmarcar. El cubanito disputaba 25 minutos y en ese tiempo hizo de las suyas.


El antillano conseguía una docena de cartones y atrapaba la friolera suma de 16 rebotes, consumando un doble-doble histórico. ¨Tengo los mejores recuerdos de ese juego, ya que era mi debut en España y habían más de 9 mil personas. Espero que vengan más juegos como ese¨, me comenta.

Ganándose un Puesto


Las grandes actuaciones dentro de la cancha y la actitud luchadora llena de alegría del cubano le hicieron encajar a la perfección con la afición de Burgos. Aprovechando cada minuto que podía, mostrando sus dotes físicos y dejándoselo todo en la cancha. Poco a poco el cubano comenzó a ser llamado más a menudo por Joan Peñarroya y el 18 de enero del 2020 llegaría el momento donde Rivero se ganaría su puesto.


Ese día el San Pablo se enfrentaba al Joventut Badalona. El partido marchaba muy igualado y desde la banca Peñarroya necesitaba un revulsivo; fue entonces llegó el momento de Jasiel. El cubano salto explosivo y con ganas de comerse el mundo, sin dudas ese día todo le salió a pedir de boca. En tan solo 22 minutos en la cancha logró 15 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias. Lo que nadie imaginaba era que finalizando el encuentro algo mágico sucedería.


Mientras Jasiel se dirigía a la línea de tiros libres los más de 9 mil aficionados del Coliseum coreaban a viva voz: ¨MVP, MVP, MVP¨. Aquello sin dudas quedó grabado en la mente de Rivero. ¨Es increíble cuando un jugador escucha estas palabras, no está preparado para ello. La afición de Burgos es increíble, son tantas personas que te apoyan y tú dices ¡waooo! Esto se cuenta y no se cree. Te motivan y te apoyan en todo momento, eso a mí como jugador me encanta¨, responde emocionado.


El parón por la Covid-19 fue un stop para el mundo en general. España no estuvo ajena y fue un país más que afectado en Europa. La situación tocó muy fuerte también al propio Rivero, quién a un océano de distancia de casa estuvo siempre preocupado por sus familiares en La Habana. Gracias a dios el capítulo gris de esta etapa fue disminuyendo y la acción de la ACB volvió.

La Fase Final


En esta ocasión a Jasiel le tocaría la hora de madurar. Ante la imposibilidad de que Earl Clark regresara al equipo por la situación sanitaria, el cubano debía asumir el rol protagónico que no había tenido hasta el momento. Allí se vistió de cerrojo a la defensiva, guapeando como se dice en buen cubano ante las torres de la Liga. Rivero se vio sólido y valiente ante hombres como Walter Tavares, Hlianson y Bourosis. ¨ Esta Fase Final me sorprendió tanto que hoy por hoy no me la creo. Viví momentos tan hermosos que quedaran en mi memoria y ojalá vengan más así¨añade.


En las semifinales frente al Barcelona algo sucedió. Al finalizar el encuentro la estrella de los culés, Nikola Mirotic fue directamente a saludar a Rivero y abrazarlo. Lo que le dijo al oído quedó en incógnita para muchos hasta hoy. ¨ Me dijo buen juego Rivero. La verdad me sorprendió que me fuera a saludar. Orgulloso de esa acción y mis respetos para él¨, agrega.


Ahora que todas las emociones de la temporada culminaron, Jasiel analiza más fríamente las emociones que vivió. Una de ellas fue una que le dio la vuelta al mundo, el interés de los Dallas Mavericks sobre el cubano. Cuando Chema De Lucas sacó su entrevista, media Cuba se volvió loca con la noticia. Aunque Rivero aclaró que solo eran rumores, aún tiene ese momento como un subidón de adrenalina. ¨ Cuando vi la noticia por las redes me puse súper contento, pero como son tan solo rumores, espero que algún día se concreten¨ responde sonriente.

Jasiel Rivero durante un duelo de la Fase Final de la ACB
Jasiel Rivero durante la Fase Final. foto: web screenshots


En estos meses de junio y julio, hablar de Rivero en Cuba se volvió tendencia. Muchos aplaudían la actuación del cubano, pero pocos conocían todo lo que pasó para llegar a donde está. Algo que el mismo describe con un simple comentario. ¨Me costó mucho, mucho llegar a donde estoy, pero como cubano que soy nunca dejé de luchar por un puesto¨, agrega.


En estos momentos Jasiel se encuentra disfrutando de unas merecidas vacaciones junto a su pareja y la próxima campaña volverá con Burgos, quizás esta vez con un rol más protagónico. Al cuestionarle sobre que podían esperar sus fanáticos y adeptos de él, respondió con la sonrisa de oreja a oreja que siempre le caracteriza. ¨De Jasiel que esperen mucho. Siempre paso a paso claro, pero para mejor siempre. Eso es seguro.¨

Comparte esta noticia en tus redes 👇

Por Henry Morales

Periodista Deportivo Creador de El Palco. Colaborador de Play-Off Magazine, Que Pasa NBA y Cancha Latina. Jurado para la elección del MVP Latino en la Liga Endesa en 4 ocasiones.

2 comentarios en «JASIEL RIVERO: ME COSTÓ MUCHO LLEGAR A DONDE ESTOY.»

Deja un comentario