conoce 5 ploteros cubanos que no triunfaron en la MLA

La noticia de que una estrella de Series Nacionales decidiera abandonar Cuba para buscar un futuro en la MLB se hace cada vez más habitual. Durante la historia de la emigración cubana hacia los Estados Unidos en busca de cumplir el sueño de la gran carpa varios peloteros han quedado en el camino. Se puede considerar que varios peloteros no se consoliden en el colofón del béisbol mundial, pero siempre nos deja ese mal sabor cuando una estrella nuestra no llega a brillar en la gran carpa. En este trabajo les mostraremos cinco estrellas cubanas que no triunfaron en MLB..

Bárbaro Erisbel Arruebarruena

Un jugador espectacular a la defensiva, con un desplazamiento sobrenatural custodiando las paradas cortas llegó a la MLB en febrero de 2014. Los Dodgers se hacían de los servicios del estelar torpedero cienfueguero con un contrato de 5 años equivalente a $ 25M y un bono de firma de $7.5M.

A pesar de estar depositadas en él grandes esperanzas el cubano no pasó de ser tan solo otra promesa que no llegó a las mayores. Las indisciplinas, sus problemas de salud y otros factores influyeron de sobre manera para que el shortstop fuera cortado en julio de 2018 por la organización de los Dodgers. Actualmente el «Grillo» se desempeña en Cuba con los Cocodrilos de Matanzas.

Jose Miguel Fernández

El matanzero sin dudas fue uno de los.peloteros por los cuales muchos apostaban a ciegas por su triunfo en el Big Show. Con credenciales más que probadas luego de su actuación en el Tercer Clásico Mundial y sus fabulosos rendimientos en Series Nacionales de Beisbol la MLB parecía ser tan solo el siguiente paso.

En enero de 2017 firma un contrato de Ligas Menores con los Dodgers y a pesar de descoser la pelota en AA fue puesto en libertad en noviembre del propio años. Nuevamente en el mes de enero, pero esta vez en 2018, el matanzero firma con los Angelinos de Anaheim. Equipo con el cual debutó en MLB , pero su presencia fue efímera en el Big Show y fue cortado en noviembre del 18. Actualmente José Miguel Fernández es una estrella en la KBO y no creo que extrañe en demasía las Mayores.

Héctor Olivera

Sin dudas uno de los mejores segunda base de este siglo en la pelota cubana. El santiaguero cosechó una más que loable carrera en el béisbol a nivel nacional y en competiciones internacionales con la Selección de Cuba. En marzo de 2015 firma un lucrativo contrato con los Dodgers por 6 años con un valor de $ 62.5M. Además de esto un bono de firma de $ 28M. Sin dudas Olivera se había asegurado su futuro económico y las esperanzas en él eran grandes, a pesar de que varios expertos dudaban debido a su historial de lesiones.

Luego de un periplo corto en las menores de los Dodgers donde sufrió una lesión en los isquiotibiales, es canjeado a los Bravos de Atlanta. Allí debuta el 1ro de septiembre de 2015. Tras hechos de indisciplina extradeportiva fue sancionado por 82 juegos  y luego de un canje a los Padres de San Diego es liberado en agosto de 2016. Luego de un accionar por una liga independiente se decidió retirar con tan solo 32 años.

Alexander Guerrero

El torpedero tunero es uno de esos grandes jugadores que por decirlo así, casi siempre fue víctima de las decisiones técnicas que se tomaban. A pesar de tener una sólida carrera en Cuba, fueron contadas las veces que fue llamado a vestir las cuatro letras. Ante la negativa de enrolarse en la selección mayor decidió poner rumbo hacia las Grandes Ligas. En octubre de 2013 Alexander Guerrero firma con los Dodgers por 4 años y $ 28M, además de un bono de firma equivalente a $ 10M.

Su primer año en MLB fue bastante esporádico. Luego de descoser las menores en 2014 es llamado al rostro de 40 para iniciar la temporada 2015. Ese año arrancó de manera sublime siendo incluso galardonado como el novato del mes de abril en Grandes Liga. A pesar de estar jugando mejor que su rival de posición Juan Uribe el manager de Los Ángeles no se decantó por el tunero. Su línea ofensiva decayó y en 2016 no fue el mismo. Debido a ello fue puesto en libertad en junio del propio año. Actualmente Alexander Guerrero es una estrella de la NPB.

Yuniesky Maya

El lanzador pinareño es sin dudas uno de los peloteros más carismáticos y queridos de la afición cubana. Pasó de ser un simple recoge pelotas a llegar a lanzar en la MLB. Durante su etapa en Cuba fue un cerrojo para Pinar del Río en Series Nacionales y con el equipo Cuba era un tipo más que confiable cuando se encaramaba en la lomita. En el año 2010 firmaba un contrato de Ligas Menores con los Nacionales de Washington y en septiembre de 2010 hacía su debut.

La cruda realidad es que al pinareño no le fue nada bien y las oportunidades que tuvo fueron bastante pocas. Su periplo en Washington no duró mucho. Aparte del equipo del norte, también jugó en diferentes organizaciones como Anaheim y Bravos de Atlanta, pero siempre en ligas menores. Actualmente Maya es un pelotero más que establecido en el béisbol del caribe. Sus actuaciones le han llevado a consagrarse campeón en circuitos tan fuertes como la Liga Dominicana. Además de que también posee el mérito de lanzar un no hit, no run en la KBO.

Por: Henry Morales Marquez

Puedes seguirme en:

Twitter: @henrysoyyo95

Instagram: @henryjounalist

Comparte esta noticia en tus redes 👇

Por Henry Morales

Periodista Deportivo Creador de El Palco. Colaborador de Play-Off Magazine, Que Pasa NBA y Cancha Latina. Jurado para la elección del MVP Latino en la Liga Endesa en 4 ocasiones.

2 comentarios en «CINCO ESTRELLAS CUBANAS QUE NO TRIUNFARON EN MLB»
  1. Excelente, Henry. Me gusta lo que publicas. Soy de lis que siempre quiero saber de los cubanos, dondequiera que estén y eso tú lo logras. Es cierto que muchos no triunfar9n como se esperaba en MLB, pero hoy triunfan en otras ligas, donde reconocen su calidad y donde además, económicamente, tienen su problema resuelto. Saludos y gracias.

Deja un comentario