Entrevista al destacado futbolista Andy Baquero

Por: Henry Morales Márquez

El fútbol cubano no nos ha dado muchas alegrías últimamente. Aún somos varios los que tenemos fresco el recuerdo de aquella selección nacional de categorías inferiores que clasificó al mundial Sub20 de Turquía 2013 y además de lograr la hombrada de ganar una medalla de bronce en los Centroamericanos de Veracruz 2014. En esa generación estaba, Andy Baquero.


Un hombre polivalente capaz de jugar diferentes posiciones en el campo. Un futbolista de buena técnica que se ganó el cariño y el aprecio de no tan solo su barrio de Santo Suárez, sino que se convirtió en referencia para muchos en toda Cuba. Pequeño de tamaño, pero grande en cuanto a talento y corazón, hoy en el Palco tenemos la oportunidad de conversar con Andy Baquero.


Su historia comienza como la de cualquier otro niño cubano que le guste el deporte, anotándose en cuanta disciplina podía y aunque sorprenda a muchos, los inicios de Andy no fueron el fútbol y ni tan siquiera el béisbol, fue el kárate:


-Yo nací en un barrio netamente beisbolero. Mi papá jugó pelota y mi hermano también. A pesar de que estaba en el Kárate pasé a entrenar fútbol en Aguayo y a la par entrenaba béisbol en la Coca Cola, en el Cerro. Era el sueño de ser como mi hermano que era pelota y yo quería ser como él.


A Andy lo subestimaron mucho por ser bajito, quien lo conoce en persona lleva una idea clara de lo pequeño que pudo haber sido en su niñez y sobre los pesares que aquejó en las categorías inferiores me comentó:


-Que era bajito era la excusa que siempre me ponían cuando me dejaban fuera de alguna convocatoria o preselección. Pero hay algo que me ha mantenido durante toda mi carrera y es el vicio. Ese vicio de jugar futbol y las ganas de salir adelante era lo que me daba fuerzas para continuar.


Cómo habíamos comentado anteriormente, Baquero formó parte de esa maravillosa generación de futbolistas cubanos que logró clasificar a un Mundial Sub20 y enamoró a media Cuba con esa actuación de Veracruz. Sobre sus recuerdos de aquellos años nos comente:


-De esa generación me quedo con que fuimos una familia. Durante ese proceso éramos como hermanos y veo difícil que eso se vuelva a repetir. Recuerdo el gol que anoté para darnos el pase al premundial en Jamaica. Me acuerdo el partido contra Costa Rica que fue alucinante.


Aunque dentro del mundial no tuvimos la mejor actuación, clasificar allí fue un logro para todos y por eso lo llevo tatuado en mis brazos.


Por otro lado, los Centroamericanos eran una prueba de fuego, porque nadie nos daba ni para pasar de grupo. Me llevo una experiencia amarga porque en el partido frente a Venezuela me sacaron tarjeta roja y me perdí el juego frente a México. Yo estaba en las gradas y cuando Sandy atajó el penal me mandé a correr por todo el Estadio y la gente me miraba como si yo estuviera loco(sonríe). Fue una experiencia de esas que te marcan para toda la vida y esa medalla de bronce me supo a oro.

Partido Portugal vs Cuba en Mundial Sub20 de Turquía 2013 Foto: Getty Images


Su debut con la selección mayor de Cuba llegó contra Indonesia y de la mano de Walter Benítez. Salió a la cancha en el equipo titular y disputó 77 min. Ese momento lo tiene bien presente en su memoria y lo narra de esta manera:


-Eso fue algo bien lindo, porque se materializaba el sueño de llegar a la selección nacional. Recuerdo que hasta hice un post en Facebook con una foto que hoy en día tengo bien presente con el número 2. Debutar en la selección con mi querido dorsal 2.


Andy es un futbolista muy polivalente capaz de desempeñarse en varias posiciones y además de sus virtudes técnicas, fue tocado con el don del Gol. Sobre cómo podía maniobrar tantas virtudes nos expresó:


-Creo que la polivalencia me dió esa capacidad de saber defender, construir y definir. Eso lo llevé muy bien en el Fútbol Sala y logré llevarlo al Fútbol de Campo. A pesar de eso me considero un jugador con muy mala suerte, tenía una facilidad de tropezarme con los postes increíble.


Ha día de hoy es el único jugador en la historia del fútbol cubano que ha participado en dos mundiales de modalidades distintas de este deporte. Acudió al mundial Sub20 de Turquía en 2013 y al Campeonato Mundial de Futsal de Colombia en 2016. Sobre su experiencia nos argumenta:


-Al Campeonato de Colombia llegué de último en la nómina de la selección. Trabajé duro y me gané un puesto en la alineación, para al final terminar jugando una buena cantidad de minutos que ni yo mismo imaginé. Fue una grata experiencia conocer a los mejores del mundo como Falcao, Ricardinho, Lima. Caímos en un grupo de campeones Rusia (Campeón Mundial), Tailandia (Campeón de Asia) y Egipto (Campeón de África).

Andy durante el mundial de Fútbol Sala de la FIFA en Colombia 2016


A pesar de ser un futbolista de excelentes cualidades técnicas y de experiencia internacional, las oportunidades de contratos en el extranjero fueron pocas. Hizo pruebas en Pachuca, Atlántico de la República Dominicana y en el Jarabacoa. Su más conocida relación fue la que tuvo con Delfines del Este de la Liga Dominicana, pero a pesar de esto Andy no escapo de las trabas burocráticas del fútbol en Cuba y al cuestionarlo sobre cuantas veces le fueron frustrados contratos en el exterior nos comentó:


-No tengo la certeza de cuantos fueron, pero tengo tan solo el conocimiento de cuatro. Primero en dominicana con el Atlántico que yo estaba en Pinar del Río y no me dejaron salir. Otras dos ocasiones fue con un club de primera división en El Salvador y otro también de Primera en Lituania. La última fue la más sonada que no me dejaron renovar con Delfines del Este en República Dominicana.


Quizás este último evento fue la gota que rebosó la copa para que Andy decidiera abandonar la selección nacional en Canadá en un partido que se efectuaría en el país norteño por la CONCACAF Nations League. A pesar de conocer que en el momento que abandonara la selección no podría ver más su Isla durante 8 años, Baquero decidió dar un paso controvertido en su carrera y sus razones fueron:


-Todo el que sale, sabe que se enfrenta a una dura sanción. Yo tenía el sueño de ser jugador profesional y en Cuba no iba a poder lograrlo. Tomé esa decisión y nadie influyó, ni nadie me motivó a hacerlo. Considero que mi mentalidad y mi forma de ser, maduraron. Ya me planteé nuevas metas y nuevos objetivos que me llevaron a tomar esta decisión.


También como muchos nos preguntamos ¿qué estaba haciendo en estos últimos meses Andy Baquero? Rápidamente nos contestó con su habitual naturalidad:


-Adaptándome al clima que es muy frío, trabajando mucho en el gimnasio y haciendo música en estos meses para aprovechar el tiempo.


Luego de estar un tiempo alejado de las canchas, nos causó por curiosidad por saber ¿quiénes habían sido los entrenadores con que mejor le fue? Y le confesamos que la respuesta no nos sorprendió:


-Wow, esto es una pregunta que nunca me habían hecho. Al ser un jugador polivalente no tuve problemas con casi ningún entrenador, aunque siempre hay excepciones. Particularmente Raúl González Triana fue una persona que hizo de mi desarrollo futbolístico ir más allá, con Pablo Elier Sánchez me sentí muy, pero muy cómodo al igual que con Dariem Díaz. Esos tres entrenadores a día de hoy llevan mi respeto y son excelentes personas.


Tanto tiempo lejos de casa invita a hacerle una pregunta casi obligada, ¿qué extrañas de Cuba?


-Mi familia, sobre todo ellos. Todo en mi carrera está relacionado con ellos y extraño muchísimo a mi sobrina. El círculo de amistades que era bien pequeño y también los llevo, pero sí sé que ellos están bien, yo a la distancia también lo estoy.


Es hora de hablar por lo que Andy es conocido, por el arte. Baquero lleva en sus venas el amor a la música y sobre todo por el género urbano. Bajo su nombre artístico AB2 lo hemos visualizado en videos clip de YouTube y demás plataformas. Sobre su pasión por ser cantante nos comentó:


Ser cantante es como le digo a todas las personas, esto es algo que me apasiona y me siento cómodo con ello. Yo no voy a dejar el fútbol, pero a mí me reconforta ver como a la gente le gusta mi música. Empecé haciendo esto para mis amistades y para cantar con mi sobrina que le fascina. Las oportunidades con la música se han abierto y mientras pueda y tenga tiempo la seguiré haciendo hasta que un día el fútbol me abarque todo.


Para finalizar teníamos que saber si había algún plan futuro con un club en la carrera de Andy:


-Mmmm, vamos a dejarlo en suspenso, como dice mi última canción Modo Silencioso.

Comparte esta noticia en tus redes 👇

Por Henry Morales

Periodista Deportivo Creador del Blog Deportivo "El Palco" . Colaborador de Play-Off Magazine y Cancha Latina. He participado como jurado en la votación del MVP Latino de la Liga Endesa en 3 ocasiones.

Deja un comentario