Por: Henry Morales Márquez

La selección nacional de Cuba por estos días se encuentra bajo la dirección de José Pepe Ramírez quien ha decir verdad no lo ha hecho nada mal. El veterano entrenador durante su regreso con las riendas de la selección masculina logró un meritorio bronce en los centroamericanos de Barranquilla y el título en el clasificatorio de Belice. El entrenador cubano aún sigue siendo un viejo zorro conocedor del deporte de las canastas, pero muchos nos preguntamos, después de Pepe, ¿quién? Esa interrogante particularmente me salto hace poco tiempo a la mente y me propuse buscar candidatos para un posible relevo luego de que el experimentado Coach nacional decidiera soltar las riendas.

Busqué ciertas características para la elección de mis candidatos entre las que destaco coach jóvenes con experiencia internacional y hombres que tengan un respeto por su trabajo y los jugadores en concreto. Tampoco descarté la posibilidad de que un coach extranjero dirigiera la selección. Aunque sé que esta última variante es la más preferida por muchos, la verdad es que no veo claro que la comisión se incline por traer alguien de fuera.

Rabdel Hechavarría

El actual director técnico de Ferro en la Liga de Desarrollo, es como dirían muchos, el entrenador de más caché. El exjugador de las selecciones nacionales a finales de los 90, desde el año 2001 reside en Argentina y en esa nación se hizo de una carrera como basquetbolista profesional.

Rabdel en los últimos dos años ha demostrado un crecimiento acelerado. El cubano transitó en un corto período de tiempo de dirigir en fuerzas básicas hasta hacerse un hueco en el organigrama de Ferro.

Mi apuesta por este señor se basa en la juventud que posee y la experiencia adquirida en los últimos años en el país sudamericano. No deja de ser cierto que el cubano aún no llega a la máxima instancia del básquet en Argentina y esto quizás sea una condicionante, pero de aquí a un par de años si continúa a este ritmo vertiginoso no dudo que esté a cargo de un primer equipo pronto.

Rabdel puede aportar ideas frescas, un baloncesto más actual y por supuesto si propio librito de DT que hasta ahora le funciona a las mil maravillas.

Rainel Panfet

Un entrenador más que conocido por los amantes de las canastas en Cuba. Su paso por la dirección de los equipos de Capitalinos y el respeto que se ha ganado por muchos técnicos y jugadores es un mérito ya conocido.

Panfet ya no es el mismo que comandaba a los giraldillos hace 4 cuatro años. El técnico habanero en estos momentos es un manager de respeto en la Liga del Salvador en la que cosecha 6 títulos entre selecciones masculina y femenina. Sus temporadas con Santa Tecla y en estos momentos con A.D Isidro Metapán.

Muchos lo ven como el relevo de Pepe en la selección mayor, pues es un hombre que se ha nutrido de las enseñanzas de grandes DT como Moya, Acosta, Scott y el propio José Ramírez. El Coach tiene experiencia internacional y rodaje en competiciones continentales además de una juventud necesaria para asumir un proyecto nuevo y a largo plazo.

La verdad que la única limitante que veo para que Panfet ocupe el cargo es la Comisión Nacional de Baloncesto.

Conclusión

Estos dos directores son los que particularmente yo escogería para tomar las riendas de la selección nacional cuando José Ramírez decida retirarse. Cualquiera de estas dos nuevas caras pudiera sacarle un buen provecho al resurgir del basket nacional. De seguro estoy, que moverían cielo y tierra para también incorporar jugadores que están fuera por contratos independientes.

Vale recalcar que por mucho que estos dos técnicos tengan la capacidad necesaria, su trabajo se pudiera ver mermado de no tener carta libre para elegir su cuerpo técnico y jugadores. Estas cosas ya no dependen de ellos y pasan por los estándares de la comisión nacional.

Comparte esta noticia en tus redes 👇

Por Henry Morales

Periodista Deportivo Creador de El Palco. Colaborador de Play-Off Magazine, Que Pasa NBA y Cancha Latina. Jurado para la elección del MVP Latino en la Liga Endesa en 4 ocasiones.

Deja un comentario