Howard Sant-Roos, un cubano que causa sensación en Europa

Parado en la línea de tres puntos levanta su mirada enfocando la vista en el aro y ya la jugada está más que pensada en su mente. Howard Sant-Roos dribla par de veces con la pegajosa marca del contrario respirando en la nuca, toma la pelota con dos manos y realiza es básico un dos en la pintura para entrar al aro.

Elevando su cuerpo de 2 metros con maravilloso salto por encima del resto, cambia la esférica a su mano derecha encajando el balón con una soberbia rabia para quedar colgado del aro. Los narradores no paran de emitir sus halagos y confesarse adeptos al juego del cubano Howard Sant-Roos en la Basketball Champions League. Tras el número 16 del AEK Atenas se esconde una hermosa historia de esas que te hacen amar el deporte.

Su Historia

Howard nació el 13 de febrero del año 1991 en el barrio de Santo Suárez, municipio 10 de octubre. El muchacho creció en una pequeña casa de la calle Serrano, donde tan solo doblando la calle estaba la Cancha del Combinado Deportivo San Carlos. En aquella morada se respiraba baloncesto en todo momento. Transcurrían los años de las mejores Ligas Superiores de Baloncesto narradas por Rene Navarro, que superaban en espectáculo al Béisbol. Sus tíos y su padre jugaban al deporte de las canastas, así que era más que obvio que naciera el amor por la pelota naranja en Sant-Roos.

Cancha de San Carlos, donde Howard Sant-Roos dió sus primeros pasos Foto:Henry Morales.

A partir de ese momento solo ascendió en su nivel y su primer MVP llegaría en unos Juegos Nacionales Escolares en Guantánamo. El nacimiento de una estrella era más que evidente, aunque las verdaderas estrellas de Howard se sentaban en las gradas. Su madre y su abuela eran sus ángeles de la guarda. Hacían todo lo posible por estar donde Howard jugara y hasta lo imposible por conseguirle un par de zapatillas para q disputase sus encuentros.

A sus 16 años ocurriría un hecho que le cambiaría la vida. La madre contraía nupcias con un ciudadano italiano y era hora de partir a la bota de Italia dejando atrás el barrio, la gente, la Cuba que lo vió nacer. Con tantos cambios en un corto periodo de tiempo, Howard necesitaba el Baloncesto para encontrar sitio en su nuevo hogar. Frente a la casa estaba el club la Gerardiana, donde se decidió a probar suerte. Allí consiguió que lo aceptarán gracias al talento y las condiciones que poseía. Midiendo 2m y pesando 80kg se veía frágil ante sus compañeros, pero era veloz como un rayo. Nadie podía detener la explosividad y rapidez del cubano. Destacaba en cada ocasión que tocaba Cancha.Jugando y destacando en su club, llama la atención del Casalpusterlengo. Es fichado ficha y automáticamente cedido al Bernareggio.

Jugando con los Grandes

Por los próximos 5 años dividió su vida entre Italia y Alemania alternando en equipos de mediana reputación local. Hasta que decidió probarse en el Eurocamp de la NBA que se realizara en Treviso. A pesar de destacar, no fue drafteado para la NBA, tocaba entonces la firma por el Junior Casale de la tercera división de Italia. Tras un año en que se sale el escolta con un promedio14.7 puntos, 4.5 asistencias y 6.8 rebotes, fue llamado a la segunda división por el Casapusterlengo. El club lo traía con la responsabilidad de que sería el líder del equipo.

Howard Sant-Roos Foto:FIBA

Su gran salto llegó en 2015-16. Varios grandes clubes de Europa se interesaban por hacerse con los servicios del criollo como el Bakonia de la ACB, pero finalmente se decantó por el Nymburk de la Liga Checa. Lugar donde pasó un par de temporadas en esa fortísima competición. Este club le dió la posibilidad de jugar en la Eurocup y la Basketball Champions League. Además, logró allí sus primeros títulos al adjudicarse par de Ligas en 2015 y 2016, sumado esto a la Copa Checa en 2017. En tan solo 40 partidos de su última temporada el Escolta promedió 13.6Pts., 6Reb. y 3.4Asist. por juego.

La espectacularidad se iba convirtiendo en parte de su juego y en cada partido todos esperaban ver una volcada de Howard. El chico de Santo Suárez había nacido para levantar a las personas de sus asientos y hacer que los aplausos a su persona fueran casi cuestión de obligación. Su autoestima iba en ascenso y era hora de volver a intentar el sueño de la NBA.

El año 2019 dejaba a Howard oficialmente como agente libre y el actual campeón de la Basketball Champions League. El AEK Atenas corrió tras la firma del cubano. El equipo de la capital Helena abrió sus brazos para recibir al habanero. Confiando en su talento y atando a uno de los grandes jugadores a nivel europeo y vaya que no ha defraudado. Prácticamente llegando a la disciplina griega logró el título de Campeón del Mundo de Clubes de la FIBA, convirtiéndose en el único cubano que ostenta ese título.

El Sueño de la NBA

Hace cuestión de par de años se decidió por probar suerte en la NBA Summer League con la sucursal de los Denver Nuggets, pero a su teléfono llegaría una llamada que le haría salir del torneo. Había sido pedido expreso del entrenador del club turco Darussafaka y la verdad no se lo pensó dos veces. El antiilano hizo las y embarcó en búsqueda de una nueva aventura que duraría dos años. Allí no consiguió mucho a nivel colectivo, pero en lo individual Howard la estaba rompiendo y muchos ojos se enfocaban sobre él.

Sant-Ross pertenece a esa formidable generación de Basketbolistas cubanos que se encuentra dispersa en el mundo y que, de no estar separada por leyes absurdas, formarían una selección de miedo a nivel de América. Jasiel Rivero, Yorman Polas, Javier Justiz, Ysmael Romero, Reynaldo García, Karel Guzmán y el propio Howard hoy engrandecen el basket cubano a pesar de no todos poder representar a su plantel nacional.

Lo que comenzó como un sueño en una cancha de cemento en Santo Suárez hoy se traduce en realidad sobre un tabloncillo griego donde el criollo se desplaza velozmente y salta con un precioso vuelo que deja a todos observando su cuerpo suspendido en el aire. Demostrando que la perseverancia, el sacrificio familiar y el amor al deporte pueden hacer que tu vida no tenga límites. Esta es la Historia de Howard Sant-Roos el hombre que enamora Europa.

Comparte esta noticia en tus redes 👇

Por Henry Morales

Periodista Deportivo Creador de El Palco. Colaborador de Play-Off Magazine, Que Pasa NBA y Cancha Latina. Jurado para la elección del MVP Latino en la Liga Endesa en 4 ocasiones.

4 comentarios en «HOWARD SANT-ROOS: EL CUBANO QUE ENAMORA EUROPA»

Deja un comentario